Historia del Rodeo

La palabra «Rodeo», viene de la actividad ganadera de «ir hacer el rodeo»; rodear el ganado en las pastas para juntarlo con el fin de llevar a cabo las actividades necesarias en su explotación zootécnica: herrar, bañar, desahijar, contar, seleccionar, castrar, vender, cambiar de pastos, etc.
Este espectacular deporte nace en los Estados del norte de México, en las competencias que se hacían durante y después de «el rodeo» en los herraderos de las antiguas haciendas y ranchos ganaderos. Los vaqueros mostraban su destreza en la monta, el lazo, la doma, la educación de sus caballos, la velocidad y precisión de sus ejecuciones, etc. Las faenas diarias de los vaqueros de los ranchos ganaderos, llevadas a una arena de competencia y reglamentadas, es lo que hoy se conoce como «El Rodeo».
Es en el sur de Estados Unidos, después de que esta parte del territorio mexicano se anexó a este país, en donde se empieza promocionar el Rodeo como espectáculo, con demostraciones en fiestas y ferias de los pueblos, y también ahí se empiezan a reglamentar las diferentes suertes o disciplinas.

Actualmente son 7 las disciplinas oficiales del Rodeo. Las disciplinas de Jineteo que son: Caballos con Pretal, Caballos con Montura y Jineteo de Toros; éstas se califican por atributos: grado de dificultad, reparo, control, técnica, potencia, coraje, espueleo, etc. Y las disciplinas de tiempo: Carrera de Barriles, Lazo de Becerros, Achatada de Novillos y Lazo por Parejas. Estas disciplinas, como su nombre lo indica, son calificadas por la velocidad y el tiempo en que son ejecutadas, son contra reloj.
En México se practican todas estas disciplinas, con las mismas reglas y reglamentos que las mejores asociaciones del mundo y el deporte se encuentra en un momento de gran desarrollo y con una estructura muy bien organizada.

El Rodeo y sus  diferentes disciplinas ofrecen oportunidad de participación a cualquiera que guste de los deportes de mucha acción, con derroche da adrenalina, y mucha diversión. Es un deporte que involucra a la familia, pues existen categorías infantiles juveniles, profesionales y mayores, así como disciplinas en donde participa la mujer. Ya sea como concursante, colaborador, espectador o patrocinador, ponte tus botas y tus jeans, agárrate el sombrero y no te pierdas la oportunidad de disfrutar la gran experiencia del Rodeo y ser parte del deporte… ¡¡¡ Más extremo del planeta !!!

Lic. Guillermo A. Herrera Corona
Federación Mexicana de Rodeo
Presidente